Cómo eliminar alas de murciélago

El envejecimiento natural, la genética, aumentos bruscos de peso, cambios hormonales y la falta de ejercicios, hacen que los brazos pierdan firmeza y su piel se descuelgue. Cuando esto ocurre en las extremidades superiores se llama “alas de murciélago“, haciendo así referencia al movimiento de la piel, que se descuelga al momento de levantar el brazo.

La flacidez y los depósitos de grasa acumulados en la parte inferior de los brazos, posterior a la axila, se asemejan a las alas de estos animales que al abrirlas descuelgan hacía abajo. 

Esto se debe a que el envejecimiento de las fibras de colágenas y elásticas del tejido conjuntivo afectan la estructura de la dermis, lo que hace perder el aspecto turgente y liso en la cara interna de los brazos.

A pesar de que  los brazos descolgados sean algo meramente estético, causa mucha incomodidad sobre todo al momento de usar prendas de vestir sin mangas que revelen esta zona del cuerpo, pero ¿cuál es el tratamiento para brazos flácidos?  

Afortunadamente, en la actualidad existen técnicas quirúrgicas que permiten corregir la piel flácida logrando tensarla y contraerla de nuevo, eliminando el antiestético efecto de “alas de murciélago

Brazos de mujer con alas de murciélago antes y después de la cirugía de braquioplastia.

Entre estas técnicas se encuentra la cirugía de braquioplastia donde se consigue un brazo más estilizado. El Doctor Jair Brown, cirujano plástico “Panamá”, es especialista en Cirugía de Brazos consigue muy buenos resultados en los casos de brazos con acúmulo graso y piel descolgada.

El lifting de brazos está enfocado en corregir las alas de murciélago, mejorando el aspecto estético de las extremidades superiores. El Dr. Brown miembro de la Asociación Panameña de Cirugía Plástica Estética y Reconstructiva se encuentra calificado y cuenta con la experiencia para realizar este tipo de cirugías.

Técnicas de braquioplastia o lifting de brazos

Muchos pacientes se preguntan ¿cómo quitar lo flácido de los brazos? Existen varios tipos de técnicas de braquioplastia que se emplean dependiendo del grado de descolgamiento de la piel para corregir las alas de murciélago. A continuación, le damos a conocer algunas de ellas:

• Braquioplastia Grado I

Se recomienda en pacientes que presentan grados de grasa y descolgamiento moderado en los brazos, por lo que no es necesario ningún tratamiento quirúrgico. La técnica a utilizar es el lipoláser de alta definición, se trata de un método que maximiza por completo la retracción de la piel, consiguiendo muy  buenos resultados.  

• Braquioplastia Grado II

En este caso, nos encontramos con un un nivel más avanzado de flacidez y un exceso de grasa localizada en la zona que hace que el brazo pierda su forma natural. La solución suele ser una lipoescultura (extracción previa del tejido adiposo) asistida con lipoláser para poder recuperar la firmeza de la piel.

• Braquioplastia Grado III

Es el nivel más avanzado y está indicado el tratamiento quirúrgico de braquioplastia, para lograr eliminar el exceso de piel mediante una incisión quirúrgica y de esta manera reducir el tamaño del brazo. El exceso de volumen en el grado III se relaciona con el envejecimiento de la piel y el exceso de grasa en la zona.

“La braquioplastia o lifting de brazos es un tratamiento quirúrgico enfocado a mejorar la “alas de murciélago”. No sólo sirve para adelgazarlos, también para darles el contorno ideal y la forma adecuada”

Post-operatorio de Braquioplastia

Durante los primeros días puede experimentar algunas molestias o dolor que serán tratadas y desaparecen progresivamente. 

En los días posteriores a la intervención, es recomendable reposo relativo de los brazos, evitar los movimientos de los brazos, en especial aquellos que crean tensión sobre la cicatriz.

Las cicatrices se van atenuando y haciendo cada menos visibles con el paso del tiempo.

Tras la intervención deberá llevar una prenda de compresión durante tres semanas. Su función es mantener la piel en su correcta posición para su cicatrización y aplicar una presión continua que ayude a eliminar la inflamación. 

Mientras haya puntos de sutura se hace necesario extremar los cuidados. Podrá realizar sus actividades cotidianas, sin excesivas tensiones en la zona tratada.

Los drenajes aceleran el proceso de recuperación y cicatrización, ayudando a disminuir las molestias. Se retiran de uno a tres días después de la cirugía.

Es importante mencionar que cada paciente es único y no todos los casos de “alas de murciélagos” son iguales, ni precisan el mismo procedimiento, existen diferentes grados de flacidez en el contorno de los brazos. 

Por lo tanto, se hace necesaria una cita de valoración en manos de un especialista para distinguir en qué nivel de descolgamiento se encuentra y poder definir el tratamiento preciso para tratar las alas de murciélago.

Si está interesado en conocer más información sobre la cirugía de braquioplastia, precio y tratamiento, puede agendar su cita de consulta con el Dr. Jair Brown, cirujano plástico “Panamá”, quien analizará su caso, aconsejando la mejor alternativa para usted.

¡CONTÁCTENOS!

Diligencie el siguiente formulario de contacto para concretar una consulta de valoración

Abrir chat
Hola! ¿Tienes inquietudes?
Hola soy el Dr. Jair Brown ¿Con quién tengo el gusto de hablar?